Traducción jurada

La Agencia 001 Traducción le ofrece servicios de traducción jurada en 64 idiomas en toda España, Latinoamérica y en el mundo entero.

Índice :

¿Qué es una traducción jurada?

Una traducción jurada es una traducción que va acompañada de la firma, del sello y de una certificación del traductor oficial. Esta declaración manifiesta que su documento ha sido traducido por un traductor oficial, nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y demuestra su autenticidad y su fidelidad con respecto al documento original.

En la Agencia 001 Traducción, además del sello, la firma y la certificación del traductor jurado, pondremos nuestro sello en la traducción de su documento, a la que asignaremos una referencia numérica única.

Una traducción realizada por un traductor jurado habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación es válida en todo el territorio español ante cualquier organismo o administración.

Volver al índice

Validez de la traducción jurada en el extranjero

Si tiene que presentar un documento oficial expedido en España en un país extranjero, le habrán pedido que realice una traducción jurada. Pero generalmente, la traducción jurada no es suficiente. El organismo destinatario del documento pide la realización de trámites complementarios para la legalización de la traducción jurada, es decir, para que la traducción jurada tenga eficacia jurídica en el ámbito internacional.

Estos trámites pueden variar según el país de destino y la administración solicitante de la traducción. Por eso siempre aconsejamos que pregunte qué tipo de legalización debe realizar: la Apostilla de La Haya, la legalización diplomática o consular, la legitimación notarial de la firma del traductor jurado o la legalización ante el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Volver al índice

Apostilla de La Haya

A veces, el organismo solicitante requiere legalizar la traducción mediante la Apostilla de La Haya, que es un sello que se coloca en el documento original certificando la autenticidad y la validez jurídica de la traducción jurada en los países firmantes del Convenio de La Haya.

Debe tener en cuenta que la Apostilla debe añadirse al documento original antes de realizar la traducción, pues el traductor jurado también deberá traducirla.

En España, hay distintas autoridades que añaden la Apostilla de La Haya. Debe tener en cuenta que cada documento debe apostillarse en la Comunidad Autónoma que ha expedido el documento en cuestión, y según el tipo de documento del que se trate, deberá dirigirse a una autoridad u otra:

  • Documento notarial: Colegio Notarial de la Comunidad Autónoma
  • Documento judicial: Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma
  • Documento académico: el Ministerio de Educación sellará el documento y después el Ministerio de Justicia añadirá la Apostilla.

Para el resto de documentos, el interesado puede dirigirse a cualquiera de las dos autoridades para apostillarlos.

Después de haber añadido la Apostilla de La Haya en el documento original, y una vez la traducción jurada haya sido realizada, el cliente debe proceder a la legalización de la firma del traductor jurado ante el Departamento de Legalizaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación en Madrid.

Este trámite final sirve para certificar que la firma del documento que se quiere legalizar y la que hay en las dependencias del ministerio, son la misma.

Los países que reconocen la Apostilla de La Haya son: Alemania, Andorra, Antigua y Barbuda, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Bahamas, Barbados, Bélgica, Belice, Bielorrusia, Bosnia, Herzegovina, Botswana, Brunei, Darussalam, Bulgaria, Chipre, Colombia, Croacia, Ecuador, El Salvador, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos de América, Estonia, Federación de Rusia, Fidji, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Isla Marshall, Isla Mauricio, Israel, Italia, Japón, Kazajstán, Lesotho, Letonia, Liberia, Liechtenstein, Luxemburgo, Macedonia, Antigua República Yugoslava, Malawi, Malta, México, Namibia, Niue, Noruega, Países Bajos, Panamá, Portugal, República Dominicana, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Rumania, San Cristóbal y Nieves, San Marino, Seychelles, Sudáfrica, Suiza, Surinam, Swazilandia, Tonga, Turquía, Ucrania y Venezuela.

Volver al índice

Legalización diplomática

Cuando el país destinatario de los documentos oficiales no es firmante del Convenio de La Haya, y por lo tanto, lo reconoce la Apostilla de La Haya, el cliente deberá seguir otros trámites:

  • Protocolización notarial del documento original
  • Visado del documento original por el Colegio de Notarios
  • Legalización en el Ministerio de Justicia
  • Traducción jurada
  • Legalización de la firma del traductor jurado en el Departamento de Legalizaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.
Volver al índice

Legitimación de la firma del traductor jurado

A veces, la organización solicitante de la traducción jurada pide la legalización notarial de la firma del traductor jurado. Entonces el traductor acudirá al notario con su DNI y su carnet de Traductor Oficial Jurado y el notario garantizará en la traducción jurada, la autenticidad de la firma del traductor y su estatuto de traductor jurado.

Volver al índice

Legalización de la traducción jurada ante el MAEC

El organismo destinatario puede solicitar la legalización de la traducción jurada ante el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. De este trámite se encarga el Departamento de Legalizaciones, y de esta manera se procede a la autentificación de la firma del traductor jurado, y por consecuente, de la validez de la traducción.

Se debe tener en cuenta que la duración de este trámite puede llegar a durar un mes.

Volver al índice

¿Qué es un traductor jurado?

Un traductor jurado es un profesional de la traducción jurada.

En España, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación es quién nombra los traductores que pueden realizar cualquier traducción jurada desde un idioma extranjero hacia el español y viceversa. Pero no es el único organismo competente para habilitar traductores jurados en España, ya que las Comunidades Autónomas de Cataluña, Galicia y el País Vasco tienen competencias propias en el nombramiento de traductores jurados de catalán, gallego y vasco respectivamente.

Para ser nombrado traductor jurado en España, hay tres vías distintas:

Mediante el examen que convoca el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación todos los años. Según el Boletín Oficial de Estado (B.O.E.) podrán presentarse a los exámenes las personas que reúnan las siguientes condiciones:

  • Nacionalidad española o de cualquier país miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.
  • Posesión de un título español de Grado, Diplomado, Arquitecto Técnico o Ingeniero Técnico de o un título extranjero homologado a alguno de ellos.

Mediante la carrera de traducción y tras haber superado un cierto número de créditos de traducción jurídica.

Mediante el reconocimiento de cualificaciones profesionales obtenidas en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.

Volver al índice

¿Qué documentos oficiales debe traducir un traductor jurado?

Eso no depende tanto del tipo de documento del que se trate como del organismo o de la administración que le ha solicitado la traducción del documento. No existe ninguna ley que rija qué documentos requieren una traducción jurada y qué no. Por eso, lo que siempre aconsejamos es que pregunte directamente al organismo que le solicita la traducción de si necesita una traducción jurada o no.

Hay muchos tipos de documentos que normalmente requieren una traducción jurada, como los documentos administrativos, los documentos notariales, los documentos destinados a ser utilizados ante un tribunal, los documentos del registro civil, los documentos académicos. Un ejemplo de estos son:

  • DNI o pasaporte
  • Permiso de residencia
  • Trámites de adopción
  • Estatudos de Sociedad
  • Contrato
  • Testamento
  • Poder notarial
  • Escritura notarial
  • Sentencia de divorcio
  • Resolución judicial
  • Certificado de nacimiento
  • Certificado de matrimonio
  • Certificado de antecedentes penales
  • Título universitario
  • Certificado de notas
  • Expediente académico

Generalmente el traductor está habilitado para traducir oficialmente cualquier documento redactado en otro idioma que debe ser presentado ante la justicia o las autoridades administrativas españolas (o extranjeras). En el caso de la traducción de un documento español destinada al extranjero, debe ser obligatoriamente una traducción jurada para que el documento sea válido en el país de destino.

Volver al índice

¿Qué misión tiene el traductor jurado?

Realiza misiones de peritaje.

La misión de un traductor jurado es realizar traducciones fieles susceptibles de ser producidas ante cualquier administración del Estado español. Dicho de otro modo, la traducción debe ser conforme al original que le fue remitido. Es lo que se llama una traducción oficial. El traductor jurado tiene que poner su firma, su sello y su certificación en todas las traducciones juradas, así como en las copias de los originales que haya tenido en sus manos poniéndoles su sello.

Todos los documentos extranjeros como certificados del Registro Civil, herencias, informes policiales, contratos con empresas extranjeras, poderes notariales, sentencias, diplomas, pasaportes etc., deberán ser traducidos por un traductor jurado. Para que la traducción sea legalmente válida, tiene que llevar su firma y sello, que previamente habrá registrado en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. También son legalmente válidas las traducciones inversas, para lo cual debe registrarse en todos los Consulados pertenecientes a países en los que se hable el idioma que está autorizado a traducir.

Asimismo, el traductor jurado puede ejercer funciones de intérprete en el transcurso de una audiencia o en una instrucción. A este respecto, el traductor jurado debe estar presente en el interrogatorio de un imputado o un testigo que no habla o no comprende suficientemente el español. Así pues, puede intervenir como experto en una comisaría de policía durante un interrogatorio o en un accidente y, por supuesto, en juicios. Un intérprete debe estar obligatoriamente presente durante un arresto provisional. De lo contrario, toda decisión judicial se declararía inválida.

Aparte de sus misiones oficiales como experto, el traductor jurado también puede realizar traducciones para particulares, abogados, empresas o autoridades, y no sólo en el área jurídica. En efecto, éste puede tener una o varias especialidades (técnica, médica, científica, literaria, económica, etc.).

Volver al índice

¿Agencia de traducción o traductor jurado?

Tenga en cuenta diferentes factores de su encargo, tales como:

  • ¿Cuánta urgencia requiere mi encargo?
  • ¿Está un traductor jurado en condiciones de garantizar el plazo impuesto para entregar la traducción jurada de mis documentos?
  • ¿Son muy dispares las diferencias de precio que aplican los traductores independientes y las agencias de traducción con las que me he puesto en contacto?

Los traductores jurados en una determinada lengua son a veces escasos y pueden no estar disponibles en el momento en que desea mandar a traducir un documento de forma rápida e incluso urgentemente.

Además, los traductores jurados aplican honorarios libres y pueden, de esta forma, exigirle tarifas más elevadas que una agencia de traducción que puede haber negociado la tarifa.

Las agencias de traducción serias, dirigidas por traductores profesionales - como la Agencia 001 Traducción - han desarrollado un peritaje en el área de la traducción jurada de documentos oficiales.

Un precio elevado no quiere decir en ningún caso que la traducción vaya a ser de mejor calidad, pero la diferencia podría justificarse con los medios puestos en marcha para garantizar que el documento le sea entregado en los plazos previstos (por ejemplo: envío por carta certificada, DHL, FedEX o SEUR).

Otro motivo para escoger una agencia de traducción es que, debido a su posición de intermediario, las agencias de traducción están en contacto con numerosos traductores jurados en España y en el extranjero.

Esto puede ser muy importante si la traducción debe realizarse de forma urgente, por ejemplo en 24 o 48 horas.

Por lo general, como para cualquier trámite oficial, hay que prever un plazo algo mayor para realizar traducciones juradas.

Volver al índice

¿Cómo escoger entre una agencia de traducción y otra?

Compruebe al llamar por teléfono a la agencia de traducción que ésta dispone de un Seguro de Responsabilidad Civil y Profesional.

A petición suya, una agencia de traducción tiene que poder demostrarle mediante una prueba que está asegurado contra cualquier riesgo profesional. Tratándose de una traducción jurada, esta precaución es fundamental ya que le va a confiar documentos oficiales a su interlocutor. Si resulta que no tiene ninguna seriedad, podría incluso llegar a perder sus documentos. Su interlocutor o responsable tiene la obligación de enviarle un fax con sus garantías profesionales y, sólo así, podrá quedarse tranquilo.

Por regla general, cuanto más alto sea el importe asegurado, podrá confiar más en ellos y estará seguro de que la agencia de traducción le satisfará.

Una compañía no cubriría los daños si no estuviera segura de las capacidades del traductor o de la agencia de traducción.

Volver al índice

Traducción jurada al o del español

Le ofrecemos un servicio de traducción jurada de las siguientes lenguas al español:

  • Afgano
  • Albanés
  • Alemán
  • Árabe
  • Armenio
  • Azerí
  • Bengalí
  • Basmala
  • Bosnio
  • Búlgaro
  • Camboyano
  • Catalán
  • Checo
  • Checheno
  • Chino
  • Coreano
  • Croata
  • Danés
  • Eslovaco
  • Esloveno
  • Finés
  • Francés
  • Georgiano
  • Griego
  • Hassanía
  • Hebreo
  • Hindi
  • Húngaro
  • Indonesio
  • Inglés
  • Italiano
  • Iraquí
  • Japonés
  • Kurdo
  • Laociano
  • Letón
  • Lituano
  • Macedonio
  • Marquesano
  • Moldavo
  • Mongol
  • Neerlandés
  • Noruego
  • Pashto
  • Persa
  • Polaco
  • Portugués
  • Rumano
  • Ruso
  • Sánscrito
  • Serbio
  • Somalí
  • Serbo-croata
  • Tamil
  • Tailandés
  • Turco
  • Ucraniano
  • Urdu
  • Vietnamita
Volver al índice